5bbe82ea0e460

Detención y blindaje

“Este diario considera que no es un indicio contundente la hipótesis de que Fuerza Popular se habría constituido como una organización criminal”.

Ayer, Perú21 fue testigo excepcional de la detención preliminar de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori. La Policía ejecutaba así una orden del juez Richard Concepción Carhuancho por pedido del fiscal José Pérez, quien dirige las investigaciones sobre el caso Odebrecht.

El juez ha hecho suya la argumentación de la Fiscalía. Para ordenar la detención, Concepción Carhuancho menciona como riesgos que Keiko Fujimori no tenga arraigo laboral y más bien muchas facilidades para salir del país: que tenga parientes y amigos en Estados Unidos y Japón, y que la gravedad de la pena (10 a 20 años) que enfrentaría infundiría un temor que la haría fugar.

Es cierto que el partido Fuerza Popular (antes Fuerza 2011) tiene como fin obtener el poder político, como dice el informe del juez. Y también sería cierto que en el camino recibió aportes ilícitos de Odebrecht, lo que deja abierta la posibilidad de que luego tuviera que verse en la obligación de retribuirlos con el otorgamiento de obras sobrevaluadas y beneficios normativos.

Sin embargo, este diario considera que no es un indicio contundente la hipótesis de que Fuerza Popular se habría constituido como una organización criminal. Es importante que todos los aspectos sean exhibidos de una manera sólida y rotunda para no facilitar su victimización.

En estos agujeros, alegando teorías conspirativas, se escudaron anoche los keikistas y sus aliados en el Congreso para blindar al controvertido fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, y salvar del naufragio a su colega Héctor Becerril.

A pesar de ello, estas investigaciones fiscales y judiciales resultarán aleccionadoras para quienes hagan política en adelante. En cuántos partidos políticos habrá dirigentes que en la ruta de una campaña electoral incurrieron en delitos para justificar gruesos aportes que se trataron de ocultar.

En la resolución elaborada por el juez, aparecen, en lista, Alejandro Toledo, Pedro Pablo Kuczynski, Ollanta Humala y sus respectivos partidos como receptores del dinero de Odebrecht.

Por eso mismo, creemos que es imperativo aprobar, en el referéndum de diciembre, la reforma constitucional propuesta por el Ejecutivo que regula el financiamiento de las organizaciones políticas en nuestro país. (peru21)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *